Una grúa torre de 1987 en la India

En Coimbatore se está construyendo un complejo residencial de cuatro torres y justo en medio de la acción obra se encuentra una grúa torre de antigua generación: una 80 HC construida en 1987. Esta anciana grúa torre ha viajado mucho antes de comenzar a operar en el estado de Tamil Nadu, ubicado en el sur de la India.

Es fácil vislumbrar que las torres serán lo más alto de Coimbatore.

Es fácil vislumbrar que las torres serán lo más alto de Coimbatore.

La 80 HC puede cubrir todas las necesidades de la obra si se coloca adecuadamente.

El horizonte de la creciente metrópoli Coimbatore ya no es el mismo: la altura de 65 metros de las cuatro torres residenciales, que contarán con 18 plantas cada una, sobrepasará a todos los edificios de este gran emplazamiento industrial. El proyecto «Globus Nakshatra», elaborado por el estudio arquitectónico local Eskay Design, planea construir 322 apartamentos en total, combinando un diseño de primera clase con la máxima calidad.

La 80 HC: claramente con algunos años encima, pero todavía en buen estado.

La 80 HC: claramente con algunos años encima, pero todavía en buen estado.

Nuestra grúa torre era perfecta para esta tarea, pues alcanza fácilmente las alturas bajo gancho requeridas de hasta 70 metros. Además, esta grúa es suficiente para los trabajos de toda la obra si se coloca adecuadamente entre dos elementos de construcción. Se ocupa principalmente de las tareas de hormigón y acero: la punta de la pluma de 45 metros de largo puede levantar más de una tonelada.

La empresa KAP India Projects & Constructions Pvt. Ltd. compró esta grúa de segunda mano, construida en 1987, a principio de los años 90 en Dubái. «Por aquel entonces fue simplemente una oportunidad o una buena oferta. Hoy nos alegramos de tenerla. Todavía tiene los accionamientos principales originales y funcionan sin problemas», declara el director de obra Saji P. George. La grúa lleva trabajando tres años y medio en la obra de Coimbatore, de igual modo que ha hecho siempre desde sus inicios: a un ritmo de aproximadamente tres años se traslada de una obra a otra.

Al mismo tiempo que «Regreso al futuro» se proyectaba en las salas de cine y ET quería llamar a casa, en Biberach construimos una grúa que todavía viaja por todo el mundo: esto es lo que significa calidad y durabilidad para nosotros.