Primer reto: la Liebherr MK 88 Plus

Cargar, sostener y unir puentes. Informa Stephan Achenbach, conductor apasionado de las MK en Riga Mainz y usuario entusiasta de las redes sociales.

La MK 88 a toda velocidad…

La MK 88 a toda velocidad…

Gracias al concepto de dirección variable, el sistema de dirección activa de ejes traseros y la cámara de marcha atrás, el conductor y el vehículo lograron tomar la curva de 90 grados marcha atrás y ocupar su lugar de estacionamiento.

Los puentes no se crean solos: se tienen que diseñar, construir y mantener para que sirvan de conexión entre la gente. A la recién entregada grúa de construcción móvil de Liebherr MK 88 Plus, perteneciente a la empresa Riga Mainz, se le asignó una tarea muy especial.

El mantenimiento de un puente atirantado en Fráncfort

El Werksbrücke West, construido entre 1970 y 1972, limita con el Industriepark Höchst. Este puente fue el primer puente atirantado de hormigón para el transporte ferroviario y por carretera, así como el primer puente atirantado diseñado con forma de arpa. Con el tiempo, los factores ambientales han propiciado la aparición de corrosión en los tirantes, que están tendidos muy juntos entre sí.

La MK 88 trabajando en el puente atirantado.

La MK 88 trabajando en el puente atirantado.

La grúa de construcción móvil desarrolló su trabajo con una superinclinación de 45 grados

Por la carretera en dirección al parque industrial circula la mayor parte del tráfico de camiones del parque norte al parque sur. Esta conexión es única y no debe verse afectada. La carretera al otro lado del parque industrial está cerrada al tráfico de motor desde hace años y, desde entonces, solo se puede transitar por allí a pie o en bicicleta.

Para que la MK 88 Plus pudiera llegar hasta la obra, el servicio de seguridad abrió la antigua puerta destinada únicamente al paso de bomberos. Gracias al concepto de dirección variable, el sistema de dirección activa de ejes traseros y la cámara de marcha atrás, el conductor y el vehículo lograron tomar la curva de 90 grados marcha atrás y ocupar su lugar de estacionamiento. Con un ancho de apoyo de 5,75 m, no se obstaculizó el paso a los peatones ni a los ciclistas.

Ventajas de una grúa de construcción móvil MK 88

La ventaja principal de la MK 88 Plus es su reducido peso total de 48 toneladas. Al tratarse de una grúa móvil de peso ligero resulta ideal para el mantenimiento de este tipo de puentes, sobre todo porque toda la losa sustentadora está compuesta por vigas continuas de hormigón pretensado. La grúa de construcción móvil desarrolló su trabajo con una superinclinación de 45 grados, mientras dos montadores evaluaban y reparaban los daños en las cuerdas de suspensión y los travesaños desde una cesta elevadora de seguridad. La cabina-ascensor regulable en altura permitió al conductor y a los montadores situarse a la altura óptima de trabajo. Al «descender» la cuerda, simplemente se desactivaba la opción de «recorrido horizontal de la carga» pulsando un botón.

Después de solo una semana, la MK 88 Plus se pudo trasladar al lado derecho del puente. Allí, el pilón de unos 50 m de altura mostraba daños reparables en la mampostería a causa de efectos medioambientales.

Sin embargo, la MK 88 Plus no es únicamente una compañera fiable para el mantenimiento de puentes, sino también una máquina comprometida con la conserva- ción de las aves. Dos miembros de NABU (organización alemana para la conservación de la naturaleza) aprovecharon el momento para admirar desde la cesta de seguridad los nidos de halcones peregrinos que se habían asentado en la punta del pilón. Dado que la grúa de construcción móvil estaba situada a demasiada distancia para observar los nidos, se desplazó un pequeño trayecto sin desmontar, ante las caras de asombro de los presentes.

Las temperaturas de finales de verano de hasta 35 grados exigían el máximo para este trabajo tanto del hombre como de la máquina. El trabajo se terminó un día antes de lo previsto, para la completa satisfacción de todas las partes.

Stephan Achenbach tiene 37 años y lleva cuatro años trabajando como conductor de grúas MK en Riga Mainz.

Stephan Achenbach tiene 37 años y lleva cuatro años trabajando como conductor de grúas MK en Riga Mainz.

Stephan Achenbach tiene 37 años y vive con su esposa y sus tres hijos en Stromberg. Su mayor afición es documentar operaciones de grúas, lo que le ha atraído de alguna forma hasta su profesión.

Mi conclusión: la grúa de construcción móvil MK 88 Plus ofrece claras ventajas cuando se requiere una alta capacidad de manipulación y, al mismo tiempo, movimientos precisos a gran altura, con un gran alcance y en espacios reducidos. ¡Una herramienta de trabajo impresionante!