La grúa de construcción móvil MK 88 Plus de Liebherr hace frente a 1600 elevaciones en los Alpes suizos

Este otoño fue necesaria una utilización maratoniana de grúas para uno de los mayores proyectos de infraestructuras de Suiza hasta ahora. Para reconstruir la enorme presa del lago Grimsel de los Alpes, se necesitó fabricar una gran placa de base de 900 m2 en un plazo de tiempo muy ajustado, ya que debía estar lista antes de que empezara el invierno. En primavera, esta placa soportará una instalación de mezcla de hormigón de grandes dimensiones. La empresa constructora Frutiger AG participa en el proyecto de construcción y, en octubre, envió su grúa de construcción móvil MK 88 Plus de Liebherr al lugar de la obra en los Alpes, a casi 2000 metros de altura.

Primeras nevadas: Reto Mathis, jefe del sector de grúas neumáticas de Frutiger AG, y sus conductores de grúas tuvieron que terminar el trabajo en alta montaña antes de que llegara el invierno.

Primeras nevadas: Reto Mathis, jefe del sector de grúas neumáticas de Frutiger AG, y sus conductores de grúas tuvieron que terminar el trabajo en alta montaña antes de que llegara el invierno.

Durante los próximos seis años, se construirá una presa gigantesca para el lago Grimsel, en los Alpes del Oberland bernés. Esta presa sustituirá a la anterior, que fue construida hace 90 años y ya está dañada. Fue necesario terminar la cimentación de la planta de mezcla de hormigón prevista antes de que comenzara el invierno, con poca antelación a la apertura de la futura presa. Sin embargo, no fue posible comenzar la construcción antes de principios de octubre, lo que generó gran urgencia.

Para Reto Mathis, el jefe de sector de grúas móviles de la empresa Frutiger AG, la situación era muy clara: «La MK 88 es perfecta para esta tarea». Eligió la grúa móvil de construcción de Liebherr no solo por la limitación de tiempo, sino también por las condiciones de espacio del lugar. A unos 30 metros de altura y directamente sobre el terreno de construcción, también hay dos teleféricos funcionando para transportar material con pequeños sistemas de elevación. Como la MK 88 Plus con torre retraída también puede trabajar con una altura bajo gancho de tan solo 18 metros, los giros de la pluma horizontal de 45 metros de longitud no resultan un impedimento para los teleféricos.

Reto Mathis: «La grúa móvil de construcción es un 20 % más rápida que una grúa móvil»

Sin embargo, la ventaja más decisiva fue la alta potencia de manipulación de la MK 88 Plus. Reto Mathis explica: «Calculo que la grúa móvil de construcción es hasta un 20 % más rápida que una grúa neumática convencional para este tipo de elevaciones. Una grúa móvil con pluma telescópica tendría que realizar movimientos telescópicos en muchas elevaciones debido a la altura limitada del espacio útil». Sin embargo, una grúa móvil de construcción de Liebherr con funcionamiento de traslación con carro puede prescindir de este proceso tedioso de trabajo. En conclusión, esto probablemente ahorraría una cantidad considerable de tiempo, ya que la MK 88 Plus consiguió elevar cargas como acero de construcción, contenedores o pequeños aparatos en sus ganchos unas 1600 veces durante su funcionamiento continuo de dos semanas. «Durante este período intensivo tuvimos que afrontar hasta 15 elevaciones por hora», explica Mathis.

Gran alcance: Este gran alcance se consigue gracias a la pluma de 45 metros de longitud. Desde su ubicación, la grúa logró prestar su servicio en todo el terreno de construcción de 900 metros cuadrados de superficie.

Gran alcance: Este gran alcance se consigue gracias a la pluma de 45 metros de longitud. Desde su ubicación, la grúa logró prestar su servicio en todo el terreno de construcción de 900 metros cuadrados de superficie.

Protección acústica y depuración del aire gracias al concepto de propulsión híbrida

La grúa de construcción móvil MK 88 Plus de Liebherr se ha utilizado durante dos semanas en alta montaña de forma continua con la corriente de la obra y, por lo tanto, sin emisiones sonoras ni contaminantes. Este hecho, en el valle estrecho rodeado de zonas escarpadas y de la presa, supuso una mejora evidente de las condiciones de trabajo para los trabajadores de la obra. «Además, de este modo ahorramos costes y no necesitamos sacar camiones cisterna del valle para traer combustible», añade Mathis.

La grúa móvil de construcción de Liebherr forma parte de la flota de grúas de Frutiger AG desde hace más de cinco años, y se ha convertido en un elemento muy importante que ya resulta imprescindible. En cuanto a la fiabilidad del aparato, Mathis no tiene ninguna duda sobre su MK 88 Plus: «Durante todo este tiempo, no nos ha fallado nunca». Esta grúa moderna se utiliza principalmente en la construcción de estructuras de acero y madera, para trabajos de techos planos o con una posición inclinada en la construcción de antenas. En estos casos la grúa de cuatro ejes alcanza una altura bajo gancho impresionante de 59 metros.

Febrero 2020