Cumplimiento con la normativa

Como empresa familiar, Liebherr otorga una gran importancia al comportamiento íntegro. Desde nuestro punto de vista eso significa, ante todo, actuar cumpliendo las leyes aplicables, pero también conseguir que se respeten las normas y las reglas de comportamiento internas. El Grupo entiende por «Cumplimiento con la normativa» no solo la lucha contra la corrupción, sino también y en particular el cumplimiento de las reglas procedentes del derecho de la competencia y del comercio internacional. Hemos elaborado diversas normas y pautas de comportamiento internas para ayudar a nuestros directivos y empleados a comportarse de forma íntegra y conforme a las reglas. Pero vamos incluso más allá. Los directivos y empleados reciben formación en el marco de lo que llamamos «Formación sobre el cumplimiento con la normativa».

Los principios de conducta de Liebherr

Principios de conducta para gestionar la hospitalidad y los regalos

Como empresa familiar, Liebherr mantiene con clientes y socios comerciales contactos frecuentes y de confianza que se caracterizan por la durabilidad y un comportamiento íntegro. En el contexto de estos contactos es absolutamente normal y apropiado ofrecer o aceptar regalos de empresa y hospitalidad. Sin embargo, no deben realizarse con la intención de influir de una forma indebida en las negociaciones comerciales u oficiales. Otra cuestión que se debe tener en cuenta es que la forma y las proporciones de los regalos y de la hospitalidad sean las adecuadas para cada caso individual.

Esto permite, en definitiva, que no pueda surgir la impresión de tratarse de una situación embarazosa o de corruptibilidad. Este modo de actuar pretende evitar situaciones embarazosas tanto a los socios comerciales y a los clientes, como a los propios empleados del Grupo.

Hemos renunciado de forma consciente a definir un límite máximo o mínimo. Los principios de conducta y las directrices están más bien pensados para que nuestros empleados sepan manejar estas situaciones con un gran nivel de diligencia y responsabilidad propia. Cada sociedad del Grupo tiene libertad para elaborar regulaciones locales más severas o detalladas.

Nuestros principios de conducta

A partir de los valores fundamentales y del código de conducta del Grupo se derivan los siguientes principios de conducta para el ámbito «Hospitalidad y regalos»:

  • Ni sobornamos ni nos dejamos sobornar.
  • Evitamos los conflictos de intereses.
  • Evitamos ponernos a nosotros mismos, pero también a nuestros socios comerciales, en situaciones embarazosas.
  • Siempre ajustamos los regalos y las invitaciones a la ocasión, al ámbito y a la pertinencia, y evitamos crear posibles conflictos de intereses.
  • Tratamos los regalos, las gratificaciones y las invitaciones de forma transparente.

Principios de conducta válidos para las relaciones con distribuidores

Como empresa familiar, Liebherr mantiene con sus socios comerciales relaciones de confianza que se caracterizan por la durabilidad y un comportamiento íntegro. Por tanto, lo que Liebherr espera de sus socios comerciales, entre otras cosas, es un comportamiento íntegro y de acuerdo a la ley.

Y en mayor medida esto es válido para aquellos socios comerciales directamente involucrados en actividades de ventas y que representan a Liebherr y sus intereses comerciales ante terceros; o bien para aquellos que asesoran al Grupo en relación con proyectos concretos o negocian con terceros en nombre de Liebherr.

Por un lado, es imposible descartar que Liebherr pueda ser demandada (penal o civilmente) por las actuaciones de los socios de ventas. Y por otro lado, también es importante proteger la reputación del Grupo.

Nuestros principios de conducta

A partir de nuestros valores fundamentales y del código de conducta es posible deducir los siguientes principios de conducta para nuestras relaciones con los distribuidores:

  • Mantenemos con nuestros distribuidores una estrecha cooperación que se caracteriza por la confianza mutua y la honestidad.
  • Ni sobornamos ni nos dejamos sobornar.
  • Evitamos ponernos a nosotros mismos, pero también a nuestros distribuidores (y sus empleados) en situaciones embarazosas.
  • Practicamos procesos de selección transparentes e investigamos de forma activa posibles dudas y ambigüedades.
  • Tratamos con confidencialidad la información de nuestros distribuidores.
  • Secundamos cualquier conducta que fomente la competencia (también para nuestros distribuidores) y se atenga a las leyes y normas aplicables.
  • Contamos con que nuestros distribuidores no permitan en sus empresas la explotación infantil o los trabajos forzosos. Del mismo modo esperamos de ellos un comportamiento que excluya la discriminación por cuestiones de edad, sexo, religión, minusvalías o raza.

Selección y seguimiento de proveedores y de subcontratistas

Como empresa familiar, Liebherr mantiene con sus socios comerciales relaciones de confianza que se caracterizan por la durabilidad y un comportamiento íntegro. Por tanto, lo que Liebherr espera de sus socios comerciales, entre otras cosas, es un comportamiento íntegro y de acuerdo a la ley.

Esto es válido, sobre todo, para aquellos proveedores que están directamente involucrados en la cadena de suministro de Liebherr y para los subcontratistas con los que el grupo de empresas mantiene una relación contractual directa.

El motivo por el que Liebherr debe dedicar tanta atención a la integridad y el respeto a la ley de sus proveedores y subcontratistas radica en que, por ejemplo, las posibles infracciones de la ley cometidas por proveedores o subcontratistas pueden tener una repercusión directa o indirecta sobre el Grupo (daños en la reputación, interrupciones del suministro, etc.).

La presente norma cubre el aspecto de la selección y del seguimiento activo de proveedores y subcontratistas únicamente desde el punto de vista del cumplimiento con la legalidad y, por tanto, no sustituye las normas o los procesos de aprovisionamiento centrales o locales ya existentes o futuros. Cada sociedad del Grupo tiene libertad para elaborar regulaciones locales más severas o detalladas.

Nuestros principios de actuación

A partir de nuestros valores fundamentales y del código de conducta es posible deducir los siguientes principios de conducta para el ámbito motivo del debate:

  • Con nuestros proveedores y subcontratistas mantenemos una estrecha cooperación que se caracteriza por la confianza mutua y la honestidad.
  • Ni sobornamos ni nos dejamos sobornar.
  • Evitamos ponernos a nosotros mismos, pero también a nuestros proveedores y subcontratistas (y sus empleados) en situaciones embarazosas.
  • Practicamos procesos de selección transparentes e investigamos de forma activa posibles dudas y ambigüedades.
  • Tratamos con confidencialidad la información de nuestros proveedores y subcontratistas.
  • Secundamos cualquier conducta que fomente la competencia (también para nuestros proveedores y subcontratistas) y se atenga a las leyes y normas aplicables.
  • Contamos con que nuestros proveedores y subcontratistas no permitan en sus empresas la explotación infantil o los trabajos forzosos. Del mismo modo esperamos de ellos un comportamiento que excluya la discriminación por cuestiones de edad, sexo, religión, minusvalías o raza.

Competencia leal y normas antimonopolio

Liebherr es un Grupo asentado a nivel internacional y, por tanto, está obligado a respetar en todos los mercados las reglas de la competencia leal. Y lo hacemos pensando, ante todo, en los intereses de nuestros clientes, que son el verdadero centro de las consideraciones y actividades del Grupo. Por eso es importante para nosotros procurar que se cumplan dentro del grupo de empresas las reglas de la competencia leal y libre.

El incumplimiento de leyes y normas del derecho de la competencia suele tener frecuentemente consecuencias de gran envergadura para las empresas involucradas y para las personas que participan.

Además de multas considerables y demandas de indemnizaciones por parte de las personas perjudicadas contra las empresas participantes, pueden surgir, incluso, una responsabilidad personal y consecuencias penales contra las personas que cometen la infracción. Otro tema que se debe tener en cuenta es que las infracciones contra el derecho de la competencia siempre generan mucha publicidad que, a su vez, puede provocar daños muy considerables en la reputación.

Nuestros principios de actuación

A partir de nuestros valores fundamentales y del código de conducta es posible deducir los siguientes principios de conducta para el ámbito motivo del debate:

  • Nos comprometemos a llevar a cabo una competencia leal en los mercados del mundo.
  • La conducta íntegra tiene para nosotros una gran relevancia.
  • Respetamos las marcas, los productos y los secretos profesionales de terceros.
  • Evitamos descripciones de productos o de servicios falsas o engañosas.
  • Evitamos acuerdos contrarios a la ley antimonopolio o prácticas concertadas con terceros.

Principios de conducta para el ámbito del derecho de comercio internacional

Liebherr es un Grupo asentado a nivel internacional que suministra productos y servicios por todo el mundo. Ese es el motivo por el cual el Grupo debe enfrentarse continuamente a leyes y normas relacionadas con el derecho de comercio internacional (entre las que incluimos las disposiciones de la reglamentación aduanera).

El incumplimiento de leyes y normas aplicables del derecho de comercio internacional puede tener frecuentemente consecuencias de gran envergadura para las empresas involucradas y para las personas que participan.

En nuestro propio interés, pero también en el de nuestros clientes y compradores, cumplimos en nuestras empresas las reglas nacionales o intergubernamentales aplicables y las determinaciones del derecho de comercio internacional, así como los procesos y estructuras adecuados en cada caso.

Nuestros principios de actuación

A partir de nuestros valores fundamentales y del código de conducta es posible deducir los siguientes principios de conducta para el presente ámbito:

  • La conducta íntegra tiene para nosotros una gran relevancia.
  • Cumplimos las normas legales aplicables de los ordenamientos jurídicos en los que nos movemos. Esto también incluye las normas del derecho de comercio internacional.
  • Mantenemos en nuestras empresas los procesos y estructuras adecuadas que nos permiten cumplir las reglas del derecho de comercio internacional de un modo prudencial y económicamente razonable.

Código de conducta de Liebherr