Concebida como una empresa familiar

Liebherr será siempre una empresa familiar al cien por cien. Por ello, el Grupo y la familia Liebherr se hallan ligados de manera inseparable. Los valores que caracterizan la cultura empresarial de Liebherr garantizan un alto nivel de compañerismo y una relación de máxima confianza con los socios colaboradores y clientes.

Empresa familiar por tradición

Liebherr fue fundada en 1949 por Hans Liebherr. Sus ideas y su enorme compromiso personal han sido la base del exitoso crecimiento de la empresa y de su sólida estructura. Durante sus más de 60 años de historia, Liebherr ha demostrado estabilidad y fiabilidad gracias al compromiso personal de los propietarios y su consideración como empresa familiar.

Por ser una empresa familiar independiente, Liebherr dispone de una gran libertad de acción y de decisión en todas las actividades. Los accionistas del Grupo pertenecen a la segunda y tercera generación de descendientes del fundador y participan activamente en la empresa. Dirigen la empresa fieles a la tradición, garantizando así continuidad y seguridad.

Dirección con responsabilidad

Los socios familiares, conscientes de su responsabilidad al frente de la empresa, fijan de manera clara y estructurada los pasos a seguir para el sólido desarrollo de la empresa. Asimismo, la seguridad en los puestos de trabajo y la defensa de la integridad como socio comercial constituyen directivas empresariales fundamentales.

Gracias a la elevada cuota de capital propio y a un programa de productos ampliamente diversificado, Liebherr puede compensar las oscilaciones coyunturales condicionadas por el mercado. Para lograr un éxito a largo plazo acorde a las perspectivas, se reinvierten los beneficios obtenidos, quedando estos dentro de la empresa. Esta sólida base financiera, junto con una dirección que se caracteriza por su profundo sentido de la responsabilidad, garantiza el futuro de la empresa y la seguridad de los puestos de trabajo.

Cultura empresarial basada en valores

Los trabajadores y las trabajadoras son parte de la empresa familiar. A partir de esta idea básica, la dirección de la empresa crea espacio libre para poder obrar por cuenta propia, expresando confianza a su vez. Cada trabajador se siente responsable del éxito de la empresa y sirve al conjunto con gran compromiso y pasión.

Durante años y décadas, Liebherr también se ha preocupado de mantener una estrecha y duradera colaboración con sus clientes y socios comerciales. Esta se caracteriza por el respeto mutuo, la equidad y la confianza. Liebherr considera fundamental el saber reaccionar con rapidez y flexibilidad a las necesidades de los clientes, satisfaciéndolas con ayuda de tecnologías innovadoras. Al mismo tiempo, se aplican las más altas exigencias de calidad. Una relación estrecha con el cliente y la gran importancia que se da los beneficios que este obtiene son la base fundamental del éxito de la empresa y forman parte de su tradición como empresa familiar.

Valores fundamentales del Grupo Liebherr

Dirigida como una empresa familiar

Liebherr group picture

La dirección actual está compuesta por descendientes del fundador de la empresa en segunda y tercera generación. Socios activos del Grupo

Empleador con gran sentido de la responsabilidad

Formar parte de un todo: la cultura de la empresa está caracterizada por la idea básica de empresa familiar. Trabajar en Liebherr