22/02/2017 Una grúa telescópica móvil LTR 1220 de Liebherr construye un tanque de agua para una innovadora instalación de acumulación de energía

Colocada en el centro, la grúa telescópica sobre orugas alcanza todas las posiciones del muro de hormigón armado con una altura de hasta los 15 metros.

Colocada en el centro, la grúa telescópica sobre orugas alcanza todas las posiciones del muro de hormigón armado con una altura de hasta los 15 metros.

El grupo de empresas Max Bögl está realizando un concepto inteligente para la obtención y el almacenamiento de corriente natural hace unos meses en el noreste de la región de Baden-Wurtemberg. En la cercanía de la ciudad de Schwäbisch Hall se está construyendo una central de bombeo para la generación de energía y cuatro centrales eólicas que figurarán entre la más altas del mundo con una altura total de hasta los 240 metros. Una característica particular: cada central eólica se encuentra en medio de un tanque de agua totalmente redondo. Con la energía sobrante se puede bombear agua desde el valle a estos tanques que se encuentran en una posición alta y en el caso de demanda de electricidad se puede bajar el agua a la central de bombeo. Los enormes tanques de agua se están construyendo en estos momentos con una grúa telescópica sobre orugas de Liebherr del tipo LTR 1220.

Debido a su gran flexibilidad, la grúa telescópica compacta con los mecanismos de traslación sobre orugas está predestinada para construcción de las enormes paredes de estos tanques. Colocada en el centro del fundamento redondo con su diámetro impresionante de 63 metros, la grúa requiere muy poco espacio para sí misma. Desde esta posición tiene que moverse solamente unos pocos metros para alcanzar todas las posiciones del muro del tanque. La LTR 1220 es capaz de trasladarse con las piezas de hormigón armado de doce toneladas colgadas. Esto constituye una gran ventaja que facilita el rápido avance de la construcción.