11/01/2016 Una grúa móvil LTM 1750-9.1 de Liebherr en la Filarmónica del Elba de Hamburgo

Casi terminada: La LTM 1750-9.1 de Thömen libera la Filarmónica del Elba en el puerto de Hamburgo de la última grúa torre con una impresionante altura del gancho de 127 metros.

Casi terminada: La LTM 1750-9.1 de Thömen libera la Filarmónica del Elba en el puerto de Hamburgo de la última grúa torre con una impresionante altura del gancho de 127 metros.

La Filarmónica del Elba, la futura sala de conciertos y atracción arquitectónica en el puerto de Hamburgo, se muestra por primera vez desde el inicio de las obras en el año 2007 sin grúas torre al lado. La empresa de grúas y cargas pesadas Thömen con sede social en Hamburgo desmontó con una grúa móvil LTM 1750-9.1 de Liebherr la última de las cuatro grandes grúas torre estacionadas en el anterior almacén de muelle. Un exigente trabajo con el impresionante puerto como telón de fondo.

Una fuerte grúa móvil desde una plataforma fija tuvo que encargarse del desmontaje, porque la grúa torre directamente colocada en el edificio tenía una altura de aproximadamente 120 metros. Solamente había trepado hacia abaja hasta una posición que permitía que la pluma pudiese girar por encima del borde del edificio.

En el muelle Burchard, en la parte occidental del puerto de Hamburgo, se montó y equipó la LTM 1750-9.1 de nueve ejes en una plataforma de 75 metros de longitud para el empleo. Un lastre de 114 toneladas, una prolongación de la pluma telescópica de 19 metros y un plumín abatible de 66 metros fueron necesarios para alcanzar la altura del gancho exigida de 127 metros. Dos remolcadores arrastraron la plataforma de trabajo con la grúa durante aproximadamente una hora los casi 10 kilómetros río arriba pasando por el puerto de Hamburgo hasta el lugar de las obras.

La plataforma presionó sus enormes patas en el lecho del río directamente delante de la Filarmónica del Elba para levantar la plataforma al nivel de la marea alta. Esto permitió realizar los trabajos de la grúa sin obstáculos debido a la marea alta o baja u oleajes causados por el paso de buques.

Los dos operadores de la grúa trabajaron con mucho cuidado y precisión en el desmontaje de la grúa torre que se encontraba solamente a tres metros de la brillante fachada de cristal de la sala de conciertos.