25/04/2017 El manipulador telescópico TL 432-7 de Liebherr en el Smopyc 2017

  • La gama está compuesta por los modelos TL 432-7, TL 436-7 y TL 441-7
  • Tres modelos con alturas de elevación de 7 m y cargas máximas de elevación de entre 3,2 t y 4,1 t
  • Múltiples opciones de aplicación distintas

Liebherr expone en Smopyc 2017 el manipulador telescópico TL 432-7. Los manipuladores telescópicos de Liebherr ofrecen un rendimiento especialmente elevado gracias a su sistema de tracción hidrostático infinitamente variable, su robusta estructura global, su funcionamiento seguro, sencillo y cómodo y la extraordinaria visibilidad que ofrece su diseño.

El manipulador telescópico de Liebherr garantiza una combinación óptima de tracción hidrostática y motor diésel para una conducción económica, sobre todo en los casos en los que haya que realizar frecuentes cambios de dirección.

El manipulador telescópico de Liebherr garantiza una combinación óptima de tracción hidrostática y motor diésel para una conducción económica, sobre todo en los casos en los que haya que realizar frecuentes cambios de dirección.

El TL 432-7, con una altura de elevación de 7m y una carga máxima de elevación de 3,2 toneladas, es el modelo básico de los manipuladores telescópicos de Liebherr. Tomando como base el modelo estándar, las máquinas también se ofrecen en las versiones TL 436-7 y TL 441-7 con cargas máximas de elevación de 3,6 y 4,1 toneladas. Los modelos ofrecen una variedad de uso extremadamente amplio que permite llevar a cabo los trabajos de reciclaje más complejos de manera fiable y eficiente.

Alto rendimiento y eficiencia

Un motor para máquinas de construcción con turbocompresor Deutz de 74 kW/100 CV acciona los tres modelos de manipuladores telescópicos. Este motor está equipado de serie con un catalizador de oxidación y cumple los requisitos de la legislación sobre emisiones Stage IIIB/Tier 4i. Para su uso en pendientes pronunciadas en las que se precisa una fuerza de tracción superior, Liebherr ofrece un motor de mayor capacidad con una potencia de 90 kW/122 CV y un caudal hidráulico superior.

El ventilador con accionamiento hidrostático cuenta con regulación electrónica y la potencia de refrigeración se puede configurar de manera variable en función de la temperatura ambiente y las condiciones de trabajo. Esto permite ahorrar combustible, reducir las emisiones acústicas e incrementar la eficiencia global durante el funcionamiento.

Máquinas robustas de aplicación universal

Los manipuladores telescópicos de Liebherr ofrecen una impresionante estabilidad durante las operaciones de carga y elevación. El chasis y la distancia entre ejes equilibrada dotan a las máquinas de un centro de gravedad bajo. La robusta pluma telescópica se articula en el chasis a baja altura. Los sólidos rodamientos de deslizamiento permiten una guía perfecta, incluso con grandes cargas, y ofrecen una fuerza de elevación importante.

El sistema hidráulico de alto rendimiento y la fiabilidad del sistema de tracción hidrostático de los manipuladores telescópicos,facilitan unas operaciones precisas y rápidas, además de unos ciclos de trabajo cortos. Los controles infinitamente variables y la exactitud de la respuesta del sistema de accionamiento hidrostático, garantizan precisión y maniobras rápidas, además de una conducción sin sacudidas ni cambios en todo el intervalo de velocidades.

Las llantas y ejes específicamente diseñados para el manipulador telescópico (diferencial autoblocante automático al 45% en el eje delantero y ángulo de inclinación especialmente amplio del eje trasero), junto con su elevada distancia al suelo, garantizan un trabajo seguro y buenas prestaciones todoterreno. Estas máquinas de tamaño compacto resultan idóneas para su uso en espacios limitados dada su gran maniobrabilidad.

Se pueden elegir tres tipos de dirección distintos (dirección en eje delantero, dirección en todos los ejes y marcha atrás) por separado. Una pantalla de led de serie informa al conductor cuando las ruedas se encuentran en una posición neutral.

Funcionamiento seguro y preciso

Durante el desarrollo de estos equipos se ha prestado especial importancia a la comodidad y la seguridad del conductor. Los elementos de control ergonómicos en una cabina de conducción de amplias dimensiones permiten trabajar de una forma relajada. Las amplias ventanas, el parabrisas continuo, el nuevo diseño del panel de control del conductor, la columna de dirección inclinable de serie y el bajo punto de articulación de la pluma, garantizan una visibilidad de 360 grados.

El funcionamiento mediante una única palanca permite controlar los manipuladores telescópicos con una precisión máxima. De hecho, el interruptor del sentido de desplazamiento integrado en el mando de control posibilita el cambio entre la marcha adelante y la marca atrás de manera rápida y sencilla.

El sistema de alerta de sobrecarga acústico y visual proporciona información constante al conductor sobre el estado de carga de la máquina en cada momento. El limitador de par de carga de serie también regula automáticamente la velocidad del sistema hidráulico de trabajo y facilita en consecuencia una aproximación segura a la carga nominal máxima. En caso de sobrecarga, se bloquearán las funciones que, de lo contrario, harían que la máquina volcase. Únicamente se permitirán los movimientos que devuelvan al equipo a unas condiciones de trabajo seguras.

El amortiguador de serie con posición final para las operaciones de subida, bajada y retracción telescópica, sumado a la protección frente a roturas de los cilindros hidráulicos, permite mover la carga con un nivel de seguridad especialmente alto. El freno de estacionamiento automático evita que la máquina se desplace de manera accidental en las pendientes.

Funcionamiento económico y mantenimiento sencillo

La óptima interacción del sistema de tracción hidrostático y el motor diésel permiten reducir el consumo, sobre todo, en las operaciones en las que es preciso cambiar el sentido de la marcha con frecuencia.

Los puntos de mantenimiento de fácil acceso del motor diésel y el sistema hidráulico, combinados con un sistema de engrase automático opcional que incluye un cabezal telescópico, reducen la complejidad de las tareas de mantenimiento al mínimo.