Preciso – fiable – rentable
Así es el biselado con el método ChamferCut.

Una vez realizado el biselado con la tecnología ChamferCut patentada, no se requiere un mecanizado adicional. Se suprime, por lo tanto, el segundo corte de fresado por generación para retirar las creces de material, que suele ser necesario en el biselado de conformación. En el biselado «con chaflán», la forma exacta del bisel se crea mediante mecanizado por arranque de viruta. Así, a diferencia del método de conformación, la estructura del material no se ve afectada. Se obtiene una situación de partida óptima para el posterior acabado duro, en particular para el bruñido de los engranajes. La calidad del bisel creado establece un nuevo estándar técnico, con la máxima precisión de repetición.