Electrodomésticos Liebherr: La comunicación como factor de éxito

El embalaje de frigoríficos es una de las tareas más exigentes desde el punto de vista de la ergonomía. La empresa Liebherr-Hausgeräte Ochsenhausen GmbH decidió optimizar su área de embalaje y apostar por la capacidad técnica disponible en el seno del grupo Liebherr. La reestructuración fue todo un éxito; sus logros principales fueron la mejora de la calidad del embalaje, la reducción de los costes y la descarga de los empleados.

Instalación de embalaje para frigoríficos Liebherr

Instalación de embalaje para frigoríficos Liebherr

Antes, el proceso de embalaje en la planta de Ochsenhausen se llevaba a cabo manualmente. De aquí que, a fin de mejorar la salud de los empleados y de optimizar la calidad del proceso, se optara por introducir un sistema que redujera el esfuerzo físico necesario. La manipulación automatizada de alta precisión de las cajas de cartón descarta la posibilidad del error humano durante el embalaje y garantiza una buena protección de los productos durante su transporte.

Consideración de la estructura del edificio

20 variantes de embalaje posibles

20 variantes de embalaje posibles

Las especificaciones y limitaciones estructurales restringen la libertad a la hora de planificar la línea de embalaje. El espacio estaba muy limitado y fue preciso tener en cuenta la estructura del techo, ya que en algunos puntos había vigas maestras que obstaculizaban la elevación del pórtico. «Todos los días nos encontramos con impedimentos de este tipo; al fin y al cabo, las soluciones de automatización no se instalan en el vacío», explica gráficamente Thomas Mattern, jefe de desarrollo de Liebherr-Verzahntechnik GmbH. El problema de la baja altura de la nave se resolvió usando en los pórticos una estructura telescópica doble. Esta hizo posible alcanzar la elevación requerida con una altura constructiva notablemente menor.

Alto ritmo de trabajo y variedad muy amplia

Embalaje de 4.500 frigoríficos al día

Embalaje de 4.500 frigoríficos al día

La gran variedad de productos fabricados en las líneas de producción de Ochsenhausen hacía necesario que el sistema fuera lo suficientemente flexible para poder embalar los distintos frigoríficos. «La instalación ha satisfecho por completo todas nuestras expectativas al respecto», señala Benjamin Maucher, jefe de proyecto de Liebherr-Hausgeräte Ochsenhausen GmbH.
Con su elevada capacidad de fabricación de 4.500 frigoríficos al día, esta planta contribuye de manera determinante a las cifras globales de producción. «Los requisitos de disponibilidad eran especialmente exigentes», apunta Thomas Mattern. «La producción está en marcha y cada doce segundos llega un frigorífico, por lo que no nos podemos permitir ni un solo error. Si algo falla, se detiene toda la producción.»

Colaboración constructiva y extensa

La gran cantidad de variantes tiene como consecuencia automática la necesidad de usar cajas de cartón de muchos tamaños diferentes, que además deben encontrarse preparadas para el uso y disponibles rápidamente. «De ahí que la solución más razonable fuera la basada en un pórtico. Las primeras ideas surgieron internamente, en el seno del equipo, y luego se discutieron con los proveedores. Sin la competencia técnica del proveedor y una buena comunicación entre las partes jamás habríamos conseguido llevarlo a la práctica», explica Benjamin Maucher.
En su calidad de proveedor global, Liebherr suministra el paquete completo, que contiene tanto componentes propios como elementos de socios especializados en áreas concretas.

Interfaces impecables

Para que el resultado de un proyecto sea satisfactorio, es necesario que las interfaces funcionen bien; estas son, por una parte, las personas que acompañan el proceso de desarrollo e implementación y, por otra, los sistemas de los socios participantes, que deben funcionar conjuntamente y en armonía. Benjamin Maucher está muy complacido con el resultado: «La comunicación entre las partes ha ido de maravilla. En mi calidad de jefe de proyecto, para mí también era muy importante que hubiera un interlocutor principal y que este fuera Liebherr-Verzahntechnik GmbH, ya que así se facilita enormemente la comunicación. Con esta solución hemos encontrado una manera rentable de invertir en la salud de nuestros empleados.»