Momentos de éxito que permanecen vinculados al nombre de Liebherr

Su corazón late por lo que no se ve, es decir, por el software integrado en las máquinas Liebherr. Gracias a la capacidad como desarrolladora de Ramona Adam-Heinrich, las niveladoras de oruga y las cargadoras de oruga pueden cobrar vida. Ha participado activamente en la transformación de un proceso anteriormente hidráulico a un proceso controlado electrónicamente. La desarrolladora de software y control se dio cuenta en ese momento tan especial de que algo así también puede ser muy emotivo: cuando el nuevo control de una máquina se puso en marcha después de una fase de desarrollo de seis meses.

Ramona Adam-Heinrich Historia