Mi segunda patria

Hace más de 20 años Rodolfo García dejó su país natal, Cuba, para descubrir nuevas oportunidades profesionales en el grupo empresarial Liebherr. Además de los fascinantes productos, Rodolfo García aprecia sobre todo la solidaridad en su trabajo diario. Sus compañeros ayudaron al soldador a integrarse en un entorno completamente nuevo. Y el cubano todavía puede contar con la experiencia y el apoyo de sus compañeras y compañeros hoy en día.

Rodolfo Garcia Historia

Stephan Schlamminger

«Cuando se contrae la fiebre de Liebherr, no te puedes deshacer de ella tan fácilmente. Y no solo es cosa mía ...» Más

Mariana Pichurova

«Desde que me incorporé a la empresa en 2008, estoy entusiasmada por la excelente organización y ...» Más